viernes, 4 de agosto de 2017

Nuestra Historia



Cuando teníamos seis años llegamos al mismo colegio, mismo salón... a estudiar la primaria... te recuerdo medio despeinado y con las cintas de los zapatos siempre desabrochadas, me decían que yo era la niña que te gustaba. 

Pasamos unos años juntos en clases, después te cambiaron de escuela (las malas lenguas comentaban que por indisciplina) aunque a la fecha lo niegas. 
Después de un tiempo me di cuenta que eras mi vecino, yo rara vez convivía contigo, solo en fiestas que nos invitaban a mi hermano y a mí pero nada mas. 

Creciste y te veía en mi casa jugando con mi hermano, después en clases de inglés con mi mamá... pasó más el tiempo y te fuiste a otra ciudad a estudiar la preparatoria... visitabas el pueblo bastante seguido, prácticamente todas las vacaciones estabas ahí y te veía pasar pero nada mas, la verdad éramos muy indiferentes y no simpatizábamos en lo absoluto, yo para ti era la niña sangrona y tu para mi el más vago de todos. 

Me fui a estudiar la universidad a la misma ciudad que tú.. te veía convivir con mi hermano muy frecuentemente... después por internet, platicábamos horas y horas por la madrugada mientras yo hacía mis tareas, me acompañabas para no quedarme dormida... eras un buen amigo. 

Te fui conociendo más y vi en ti a una persona muy noble, con unos sentimientos increíblemente buenos... reconocí tu paciencia, el amor por tu familia, tus valores y pasiones... tus metas y anhelos... me enamore. 

¿Quién lo imaginaría? Ahora, eres mi esposo y el papá de mis dos hijos.
¡todas las cosas que hemos pasado juntos!... Espero llegar a tener una vida eterna a tu lado. Te amo con todo mi corazón

¡Feliz cumpleaños flaco!

2 comentarios: