lunes, 13 de febrero de 2017

Mi Corazón se Detuvo


Ayer domingo, fuimos a desayunar a un restaurante que frecuentamos. 
Los desayunos son buenos y sobre todo hay una pequeña área con juegos para los niños.

A mi hijo de tres años le gusta mucho ir y no precisamente a comer (jaja), siempre pedimos mesa muy cerca de los juegos por que yo sé que Patricio estará ahí jugando un buen rato y necesito estar al pendiente.

Pues para no hacerles el cuento largo, estaba jugando con dos niños más, (mayores que él, de unos 6 años aproximadamente)... yo constantemente volteaba a vigilarlo (su papá y mi suegra también) hubo un momento en el que voltee a verlo y NO LO ENCONTRE. 
Inmediatamente le dije al flaco que no veía a mi hijo y se paro a buscarlo... al ver su cara de preocupación pues no lo encontraba, me pasaron mis cosas por la cabeza.

Es una sensación que nunca había experimentado y que no le deseo a ninguna madre. Mi reacción inmediata fue ir a la puerta del restaurante y sí... ahí estaba jugando en unos sillones precisamente con los niños que ya se iban. 

Después de hablar con él y de tomarme un jugo de naranja para el susto...pensé, es cierto que no le debemos de quitar la vista a nuestros hijos NI UN SOLO SEGUNDO, es cierto que a los niños todo se les hace fácil y obviamente no ven maldad en ninguna persona, es cierto que el peligro no se mide hasta que no te encuentras en una situación así y es cierto que aveces nos confiamos y creemos que a nosotros no nos puede pasar nada. 

Fue una cosa de segundos... ¡pero mi corazón se detuvo!.
Buen inicio de semana amigos. 

11 comentarios:

  1. Luego a veces es bueno pararse junto con ellos o ir a donde van a jugar, luego no falta que pase algo

    Saludos!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sisi.... mi esposo iba y estaba con el un rato y luego regresaba y así... fue en un segundo :(

      Eliminar
  2. recuerdo que similar situación le paso a mi hermano en un centro comercial, estabamos viendo unos televisores, mi hermano se da vuelta y no estaba mi sobrino, su hijo; el pobre de mi hermano corriendo lo buscaba, yo de inmediato corrí a las puertas del centro comercial, que no dejara salir a un pequeño vestido de tal manera, y que diera aviso a los otros guardias por favor..

    al final se encontró al pequeño, pero el susto que llevamos no se lo doy a nadie, desde esa vez mi hermano va con su hijo donde sus ojos lo vean..

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En los centros comerciales siempre pasa, siento que hay demasiados factores de distracción para los niños y papás... que bueno que solo fue un susto... y no paso a mayores !!

      Eliminar
  3. Uf! sí, es una situación muy angustiosa....es que uno cree que no le va a pasar pero además, no estás sólo para estarlo viendo, estás desayunando...y son segundos cuando sucede algo, hay que estar siempre con el ojo al gato y no al garabato!!!

    Me alegro que no pasara a mayores, saludos =)))

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es... créeme que no me vuelve a pasar... ¡el susto de mi vida!... saludos Lily

      Eliminar
  4. Sí, es una sensación terrible, cuando pierdes de vista durante unos segundos a un niño.
    Espero que no tengas que volver a pasar por trances semejantes.
    Salu2.

    ResponderEliminar
  5. Que bien que no pasó a mayores... Pero sí, en un segundo pasan tantas cosas por la mente que, estoy casi segura que literalmente se para el corazón.
    ¡Saludos Susy!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Pero que milagro! De lo peor que he sentido
      Saludos Moka

      Eliminar
  6. No quiero ni pensar lo que sentiria si de pronto me pasa eso...

    Que feito

    Saludos

    ResponderEliminar