lunes, 6 de julio de 2015

Chester y Scuishi


Desde que tengo memoria en la familia siempre hemos tenido perros de mascotas.
De diferentes razas, tamaños, colores... aprendí a entender el comportamiento de estos animales según su raza, estado de ánimo. Y entendí que no solo son animales, son parte de mi familia y hasta de mi corazón.

Cuando era niña mi sueño era tener una casa muy grande, mucho jardín y por supuesto mucho dinero para poder recoger todos los perros que me encontrara en la calle y llevármelos a mi casa para cuidarlos y alimentarlos. ¡Era mi súper sueño! 

Ahora, no tengo una casa muy grande donde quepan tantos, ni un jardín enorme y mucho menos son millonaria, así que solo tengo dos. 

Scuishi y Chester.

Chester llegó de Mérida, lo compré por internet, llegó al aeropuerto de Monterrey y yo pasé por él. Creo que ahora eso ya no existe, la venta de animales por internet y menos enviarlos por avión. Es un Jack Russell de pelo largo y pata larga, muy apegado conmigo, con una sensibilidad increíble, sé que entiende perfectamente todo lo que le digo, platico, cuento...muy amoroso. Vivió conmigo en Monterrey, era mi compañía cuando yo vivía allá, solos él y yo. 

Después, chester y yo nos mudamos de ciudad, me casé y poco tiempo después llegó Scuishi a mi hogar. Otro Jack Russell pero de pelo corto pata corta, el contraste de mi otro perro, lo adoptamos, ya se llamaba así y decidimos conservar ese nombre tan peculiar. 
Scuishi es todo un personaje, gordinflon, un garfiel representado en perro, medio flojo, dormilón y muy muy comelón. Es muy apegado a Chester, lo sigue a todos lados e incluso algunas veces lo llega a fastidiar, bastante. 

No veo mi vida sin una mascota, ese tipo de compañía creo que no se puede reemplazar con nada, son únicos y yo los amo.

Susy




7 comentarios:

  1. Nosotros andamos buscando un perro, pero queremos adoptar uno, sentimos que hay muchos perros muy bonitos en albergues que la gente simplemente abandona como para comprar uno.

    Necesito uno que corra porque ultimamente corro mucho.

    De chiquito tenia un pastor alemán, tenía mucha energía y era imposible controlarlo, desafortunadamente donde vivo ahora es mas pequeño, por lo que necesito una raza pequeña, pero que corra insisto jeje

    Tal vez un boxer, no lo se

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sií, creo que se debe de pensar en el espacio que tenemos disponibles para ellos también... porque a la larga ellos son los que sufren más... ojalá encuentres pronto al indicado para ti ¡saludos!

      Eliminar
  2. Recuerdo haber leido de uno de ellos en tu otro blog! jajaja tal vez... un post donde entro otro perro a tu casa tambien? ... o tal vez me confundo! en fin... yo solo he tenido una mascota, una vez... lo quise mucho, era bello, pero ya se fue... haciamos todo juntos! lo extraño tanto! :(

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Uy comadre, me haces recordar también a mis demás mascotas y la verdad es muy triste tener una pérdida. Nos queda la satisfacción de que los cuidamos y vivieron felices a nuestro lado.
      ¡saludos!

      Eliminar
  3. Yo tampoco imagino una vid sin mascotas, las tengo desde muy pequeñas y recuerdo a cada una por su singularidad, nada mas puro y sincero que el amor animal!.

    Un beso Susy.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Amor es la palabra para describirlos ... saludos !!!

      Eliminar
  4. yo tengo unos primos de tus perros, también llegaron en avión hace mucho, un poco más de 10 años, primero el y luego su novia/esposa, porque no le encontramos una igual aquí....son RAT Terrier y son un amor!

    saludosperrunos♥ =)))

    ResponderEliminar